Constitucional

Una pausa

“For we know that our patchwork heritage is a strength, not a weakness. We are a nation of Christians and Muslims, Jews and Hindus–and non-believers.” Obama

Ayer, luego de juramentar sobre la biblia usada por Lincoln en 1861, el presidente de los Estados Unidos reconoció la fortaleza que brinda a un país democrático la multiculturalidad étnica y la diversidad en materia de creencias religiosas. Por primera vez, que yo sepa, se reconoce en un acto de esa naturaleza no sólo el mosaico de creencias religiosas, sino también, a aquellos que no tienen tales creencias.

Con la elocuencia que le caracteriza, Obama nos presenta una pausa. Pausa tras el listado de algunas religiones que comprenden a ese país con la aspiración de rescatar del olvido una agenda democrática. Pausa que al oyente grita lo significativo del próximo enunciado. Enunciado que, sin gran fanfarria pero con el peso que lleva retomar la voz luego del silencio, incluye la idea fundamental de un gobierno neutral en materia religiosa: “and non-believers”..

Share