Constitucional - Historia del Derecho - Teoría

La política identitaria: una jueza post racial?

Aprovechemos la discusión. Esto fue lo que en una conferencia en Berkeley en el 2001 dijo la hoy nominada al Tribunal Supremo, Sonia Sotomayor:

“I would hope that a wise Latina woman with the richness of her experiences would more often than not reach a better conclusion than a white male who hasn’t lived that life”.

La frase la han utilizado sectores conservadores que se oponen a su nombramiento y que presentan dos argumentos para su oposición:  (1) la acusan de racismo a la inversa; (2) alegan que Obama ha traido de vuelta la guerra de las políticas identitarias cuando debió haber nombrado a alguien ‘post racial’.

El asesor de Obama dijo:

“Yes, I think he thinks there’s value in having a Supreme Court that has a diversity of experience and diversity of points of view,” Mr. Axelrod said of the president, “but that was not the principal criteria that he applied. The principal criteria he applied was, is the person an excellent judge?”

El editorial del NYT de hoy dice:

“The first Hispanic nominee to the court is being called racist. She is being attacked as not smart enough, as too abrasive (a description often applied to women who speak their minds in public life). There have even been reports that critics have taken aim at her taste for Puerto Rican food.

It is time to elevate the discussion to where it belongs: the Constitution and the role of the judiciary”.

Valga pensar y discutir los temas subyacentes aquí: (1) el tema de las identidades y si es un tema relevante en el nombramiento y conformación de una institución como el Tribunal Supremo. De ahí se deriva si lo esbozado por Sotomayor representa un problema o no para su desempeño como Jueza del Supremo y si su comentario es racismo a la inversa; (2) También derivado de ahí, si es posible (y deseable?) una Jueza post-racial como la requieren los conservadores.

Todo esto, tomando en cuenta, claro está, el contexto de la sociedad norteamericana y que de los 110 que han servido en el Tribunal Supremo, solo 4 no han sido hombres blancos.

Ahí lo dejo. El reportaje de hoy en el NYT..

PrintFriendlyFacebookTwitterStumbleUponMySpaceBlogger PostLinkedInDeliciousShare/Bookmark
  • Daniel V

    Me llama la atención como quienes se oponen por razones que son en el fondo o racistas o xenófobas, o análogas, pueden darle la vuelta al tema y achacarle el racismo a alguien a quien se oponen, diciéndole racista, cuando precisamente no la quieren ahí, por razones racistas. Puro camuflaje. Eso de post racial está sospechoso.