Derechos Humanos - Legislación - Penal - Procedimiento Crimnal

¿Abuso del derecho?

Acabo de escuchar al gobernador de nuestro País en una entrevista en el canal 4 en la que justificaba su posición en cuanto a la fianza arguyendo que en nuestro país se abusa mucho del derecho a la fianza porque personas pagan con dinero “ilegal” la fianza. Todavía no entiendo cómo esto constituye un abuso.  Mucho menos veo cómo esto justifica una intervención con el derecho a la fianza. Me parece que si ese es su planteamiento deberíamos comenzar por abogar por exigirle a los estableciemientos que aceptan grandes cantidades de dinero sin conocer el origen de éstas o a los negocios que se crean con grandes sumas de dólares de las cuales se desconoce su proveniencia un desglose que acredite cómo ese dinero fue obtenido o producido.  Dudo que el gobe esté de acuerdo conmigo con esta limitación al derecho de la propiedad. No obstante, me parece más racional bajo la premisa de Fortuño intervenir con el derecho propietario que con el derecho a la fianza. Eso sí, estoy abierto a qué el Honorable Gobernador me explique cuál es la difrencia entre comprar con 50 mil dólares en efectivo un carro en Gómez Hermanos a pagar una fianza con 50 mil pesos.  Me parece que el alegado abuso del derecho de la fianza no es tan abuso como sí lo es el abuso de aquéllos que envalentonados por el alegado poder que les da la elección de la mayoría pretenden limitar y erradicar nuestras libertades civiles.

PrintFriendlyFacebookTwitterStumbleUponMySpaceBlogger PostLinkedInDeliciousShare/Bookmark
  • Luis G. Rodríguez-Rullán

    Me parece recordar que hay una ley o reglamento federal que exige documentar la fuente del dinero cuando una persona hace una transacción en efectivo de más de $10,000 en un dealer de autos, como Gómez Hermanos, o en un banco. Quizás me equivoque.

  • Mayté Bayolo Alonso

    Ante la lectura de esta entrada al “blog”…comento con un colega sobre el tema. Llegamos al planteamiento de que esto que impulsa el Gobernador a través del cuerpo legislativo es una intervención con los poderes judiciales. Tenemos tres ramas: ejecutiva, legislativa y judicial. Se supone que la Constitutición de EE.UU. y la de P.R., que usó la federal como modelo, designó a cada rama unos poderes con el propósito de crear un sistema de pesos y contrapesos (“checks and balances”). Para mí, que la legislatura designe o intervenga en cómo se establece la fianza es una intromisión al poder que no se le ha conferido. SI quieren cambiar, si quieren interrumpir un derecho civil, entonces que presenten una enmienda a la constitución del E.L.A., pidan referedum y sigan los procedimientos de la Ley Suprema. Ahorabien, algo similar ocurrió con los “sentencing guidelines” a nivel federal: antes eran obligatorias, o sea la legislatura propuso unas guías para sentenciar a acusados o convictos, y tenían que seguirse. Se levantó el reclamo constitucional, y ahora son “advisory guidelines”…o sea que son para que la rama judicial utilice como guía, pero no como obligación.

    No estoy diciendo que se haga esto, ni mucho menos, pero sí estoy diciendo que para poder entender lo que se debe hacer en el presente y futuro, hay que mirar atrás, hay que ir a la base, y la base de todo el sistema de gobierno que nos rige es la Constitución.

  • Aníbal

    Luis, tienes razón; existen leyes que regulan ciertas transacciones comerciales en ciertos contextos (no en todos). Por ejemplo, existen leyes federales que tienen exigencias para los bancos. Recordemos la multa que le impusieron al BPPR hace unos años. También hay requisitos de auditorías para negocios cuyas ganancias netas exceden determinada cantidad. No obstante, no todos los negocios comerciales que exceden cierta suma de dinero tienen esos requisitos. Tampoco en la mayoría de los casos estas limitaciones representan que el negocio jurídico no se efectúe (ya sea porque el comerciante no sigue la regulación o porque se encuentran otros medios o “subterfugios dentro del marco legal” que permiten que el negocio se realice). De hecho, muchos economistas sostienen que nuestra economía se mantiene gracias al “dinero ilegal”. De todos modos, la realidad me parece que sea que se puede realizar una gran cantidad de las transacciones comerciales sin esas limitaciones o exigencias (pagar una operación, la matrícula de una universidad o trajes de diseñador). Además, estoy convencido que la mayoría de nosotros, y me incluyo, no quisiera que todas las transacciones comerciales que realizamos sean escrutadas basadas en que se dan muchas transacciones de dinero proveniente de fuentes ilegales. Por otra parte, qué diferencia existe entre el acto de utilizar $5 “ilegales” al de utilizar $50,000 “ilegales” o entre diversas transacciones comerciales para exigir en algunas y en otras no un escrutinio de la procedencia del dinero.

    Me parece que las razones van más allá de la mera procedencia del dinero. En efecto, ése era uno de los puntos que trataba de llevar: ¿es verdaderamente el asunto de dónde sale el dinero lo que lleva a querer limitar el derecho a la fianza? El comentario de Fortuño lo que verdaderamente me hizo cuestionarme fue:

    ¿Qué otras razones hay detrás de limitar la libertad de un ser humano a la que no se le ha probado la comisión de un delito?

    ¿Debe ser esa una razón para limitar las libertades civiles en un contexto criminal si en muchos casos no lo es el el territorio de lo comercial?

    ¿Cuál es el abuso cuando legalmente se deja circular mucho dinero “ilegal” en muchos contextos comerciales?

    ¿Dónde está el verdadero abuso cuando en la mayoría de los casos los acusados de delitos son víctimas del abuso que nuestro sistema permite al crear inequidades sociales insalvables y en la mayor parte de los casos no corregidas por el Estado?

    ¿No existe acaso otros mecanismos para lidiar con el asunto del dinero “ilegal” sin la necesidad de limitar un derecho constitucional?

    En síntesis, me preocupan las justificaciones que se dan para tratar de limitar las libertades civiles en el contexto criminal.

    Por último, desconozco cuál sea tu posición sobre el comentario del gobernador y sobre el limitar el derecho a la fianza, por lo que me pregunto si cambiaría en algo tu posición si enmendara mi aseveración y dijera “Eso sí, estoy abierto a qué el Honorable Gobernador me explique cuál es la diferencia entre comprar con 9 mil dólares “ilegales” en efectivo en Macy’s a pagar una fianza en efectivo con 9 mil pesos “ilegales”.