Ambiental

Mucho más que un manual

Para el 2003, y por 127 dólares, el Puerto Rico Environmental Law Handbook del bufete Fiddler González & Rodríguez ya iba por su tercera edición. Sus clientes, así como todo aquel interesado en el estado de derecho y las grandes oportunidades que este conocimiento brida, ya tenían la información a mano. Siempre la han tenido.  El ciudadano promedio, sin embargo, sin acceso a estos recursos, quedaba relegado al laberinto administrativo kafkiano sin las herramientas necesarias para adelantar intereses comunitarios y ambientales. La Clínica de Derecho Ambiental de la UPR, sus estudiantes y su facultad, por años han realizado esfuerzos extraordinarios por cerrar esa brecha de poder y de conocimiento. Hoy, la Clínica y el Programa Pro Bono de la UPR, dan otro paso gigante en esa dirección.

En días recientes fue publicado el Manual para el Ciudadano sobre Conceptos Básicos de Derecho Ambiental preparado por estudiantes de la Clínica de Asistencia Legal de la UPR y estudiantes participantes del Programa Pro Bono (Marisabel Banchs, Luis Ponce y Juan Carlos Serrano), bajo la dirección de la Profesora, y contribuyente a este blog, Érika Fontánez Torres, y con la colaboración adicional de las abogadas, y egresadas de la Escuela de Derecho, Laura Beatriz Arroyo y Maritere Padilla.

Con este recurso la ciudadanía se acerca un poco más a una justicia ambiental equitativa, donde el balance de poderes no esté afectado desde el saque por las desigualdades que subyacen a la administración de la justicia. Desigualdades que indudablemente permean nuestra realidad social y que se traducen en procesos que privilegian al que puede resistir el embate económico del litigio. Como bien lo expresó Érika en una entrevista reciente, con este Manual se coloca “el conocimiento al servicio de quienes lo necesitan, disponible a quienes después de darnos tanto, se enfrentan a problemas y buscan y buscan pero no encuentran justicia, para quienes necesitan asesoría legal y no pueden pagarla”. En este espíritu, la profesora Fontánez ha colgado en su blog, además, diversos recursos sobre derecho ambiental puertorriqueño que cumplen igual función.

Felicidades a los estudiantes, abogadas y a Érika por este esfuerzo. Pero mayores felicitaciones a la ciudadanía puertorriqueña que ahora goza de un recurso de incalculable valor para adelantar políticas ambientales sensatas.

PrintFriendlyFacebookTwitterStumbleUponMySpaceBlogger PostLinkedInDeliciousShare/Bookmark