Constitucional - Derechos de autor - Tecnología

Profesores se oponen al Protect IP Act

Una coalición de más de 100 profesores de derecho (de un amplio espectro ideológico) firmamos una carta en oposición a un proyecto de ley en el Congreso de Estados Unidos titulado “Protect IP Act”. De convertirse en ley, el proyecto permitiría a entidades privadas (y al gobierno) solicitar la cancelación de nombres de dominio de internet enteros (no necesariamente el sub-dominio problemático) mediante procedimientos judiciales ex-parte, y mediante tales procesos obligar a intermediarios como tarjetas de crédito a no hacer negocios con páginas vinculadas a ciertos dominios.

Con ello se afectaría la estabilidad de la infraestructura expresiva de nuestra era, sin intervención judicial apropiada, así como el tráfico comercial efectivo.  Lee el proyecto aquí. Lee más sobre la carta en Arstechnica y en el Volokh Conspiracy, y lee el texto de la carta más adelante.

Share
  • Una colega me pidió que aclarara un poco el tema del proyecto de ley. aquí copio mi breve contetación por email:

    “más o menos se trata de un proyecto de ley dando a compañías privadas el derecho de ir al tribunal en procedimiento ex parte para tumbar páginas de internet que ellos aleguen violan sus derechos de autor.

    El resultado sería darle poder a entidades privadas para quitar del mercado de ideas, sin un debido proceso de ley, contenido expresivo. Aunque tengan razón como cuestión de derechos de autor, mandar apagar páginas de internet como mínimo debe estar precedido por un procedimiento judicial riguroso, y no mediante una vista ex parte.”

    • Esto sería desastroso para las páginas que han sido diseñadas para recaudar fondos para causas benéficas (Médicas, ambientales, cívicas, etc.) y la prensa alternativa.

      ¿Es válido que se prohíba el intercambio comercial con las páginas registradas fuera de EE.UU.? Creo que se les fue demasiado la mano en eso.

      ¿Se han aprobado medidas similares en jurisdicciones europeas?

      • no conozco una ley similar en europa, aunque en varios países (francia, nueva Zelanda, por ejemplo) han aprobado medidas para bregar con la piratería dirigiéndose a intermediarios como los ISP (en francia la ley se conoce como HADOPI, y una versión inicial fue declarad inconstitucional por falta de intervención judicial apropiada). En Colombbia hay un esfuerzo similar conocido popularmente como la Ley Lleras (a nombre de su proponente)

        En cuanto a las páginas en el exterior, es problemático por muchas razones y sería interesante investigar el punto desde una perspectiva comercial (si bajo WTO, TRIPS, por ejemplo) sería razonable imponer este tipo de barreras al libre comercio. Sin embargo, esos mismos tratados definitivamente permiten (es más requieren) que países tomen medidas en protección de propiedad intelectual). Interesante…

        • Según tengo entendido la Declaración de Doha interpuso ciertas regulaciones al alcance de TRIPS bajo la preocupación de la creciente importancia de la Salud, el Turismo Médico y el intercambio de fármacos.

          Por lo menos aseguró que la interpretación sería favorable a los miembros del WTO.

          Podría considerarse como un ejemplo de caveats a favor del comercio libre pero dudo mucho que el interés monetario detrás de los avances médicos sea igual que el control de los dominios en la red.

          Respecto al último punto, considero que tomar medidas de protección para la propiedad intelectual es válido pero no debe equipararse con el castigo comercial o, peor aún, la pena de muerte cibernética como lo es el eliminar páginas de internet. No obstante, queda la interrogante sobre cuál es el castigo justo a aquel que viole un estatuto que protege la propiedad intelectual: eliminarlo vis a vis la imposición de multas.

          ¿Sería demasiado oneroso desarrollar un sistema de multas en la red?

  • Estoy de acuerdo que hay un problema de proporcionalidad: cortarle internet a alguien, y el acceso a información en general, es una medida extrema en cualquier caso. De otro lado, la imposición de multas es problemática también. En EEUU se autoriza la imposición de daños de hasta 150,000 dólares por infracción (por el acto de bajar una canción, por ejemplo, pueden haber varias infracciones a los derechos de autor), con resultados patentemente injustos. De hecho, un tribunal recientemente resolvió que cierta imposición de daños estatutarios violaba el debido proceso de ley (por desporporcionada) (http://cualestuplan.blogspot.com/2010/07/extraordinaria-cuantia-de-danos-por.html)

    A todo esto se le suma el problema de que es muy difícil cuantificar el daño sufrido por cada infracción de derechos de autor. Por ejemplo, en el caso de la música, no es cierto que cada canción ilegalmente bajada equivale a una canción menos vendida (pues el que baja la canción no necesariamente iba a comprarla y dejó de comprarla por la disponibilidad de una gratis; es altamente probable que nunca la compraría de todas formas).

    Hay medidas menos draconianas. Canadá tiene un sistema de avisos paulatinos a potenciales infractores, que es bastante bueno. Y en EEUU se está comenzando a experimentar (por acuerdo privado entre ISPs e industria de entretenimiento) con un sistema de avisos (creo que hasta 6 avisos) a usuarios sospechosos de bajar música y videos, cosa que no implicaría la imposición de daños desproporcionados al menos inmediatamente. Medidas como estas representan, creo, un adelanto.

  • Pingback: SOPA y PIPA pospuestas indefinidamente – Microjuris.com al día()