Constitucional - Tecnología

Hablar en Privado @ 80grados

Se publica en 80grados mi columna “Hablar en Privado” cuestionando la versión simplista y lamentablemente dominante del derecho a la intimidad, que postula la ausencia de ese derecho con relación a aquello que hemos divulgado al público. Léela en 80 Grados, y no olvides apoyar a esa revista que tanto necesitamos:

Y es que proteger el derecho a la intimidad aún en público implica fortalecer valores políticos importantes como la libertad de expresión (en la medida en que el derecho a la intimidad nos permite controlar el despliegue de nuestras identidades—controlando qué rasgos de nuestra identidad retenemos, cuáles divulgamos y cómo lo hacemos, es decir, controlando el flujo de nuestra información) y el anonimato (la libertad de no ser comprendidos y conocidos en espacios abiertos, especialmente en tiempos como éstos de vigilancia universal). Crucialmente, con quién desarrollamos relaciones y qué tipo de relaciones desarrollamos es además mediado por la información que compartimos con otros (así, la relación estudiante-profesor está mediada por un flujo de información muy distinto al de la relación médico-paciente, entre amantes, entre esposo y esposa;  en esos contextos divulgamos información de manera diferenciada). Por lo que tener cierto control sobre esa información ya divulgada—cómo y por dónde fluye la misma—es importante para mantener esas relaciones personales.

Share