Responsabilidad Profesional

La esperanza de un nuevo Colegio de Abogados, por LJTA

Se publica en 80grados “La esperanza de un nuevo Colegio de Abogados“, la más reciente columna del colega Luis José Torres Asencio. Allí, Luis José reflexiona en torno a la elección de Ana Irma Rivera Lassén como nueva Presidenta del Colegio en el contexto de una institución que se encuentra, paradójicamente, tanto abatida como fortalecida.

Nos dice Luis José:

“Que la nueva Presidenta sea mujer, negra y lesbiana, y que haya dedicado gran parte de su vida a las reivindicaciones feministas del País es una victoria en sí misma. Significa que estábamos listos y listas para enfrentar nuestros prejuicios, de manera que nuestros votos sólo respondieran al juicio sobre las propuestas de los/as candidatos/as y sus posicionamientos en torno a asuntos de interés público. ¿Habría sido ello posible en el Colegio de la colegiación compulsoria? No lo sé.

Pero la victoria de Ana Irma representa mucho más que esto. Optamos también por la candidata combativa, lo que significa que los retos enfrentados por Osvaldo Toledo y el Colegio durante los primeros años de la descolegiación no nos han amilanado. Significa que el Colegio seguirá estando donde se le necesite y que seguirá asumiendo el rol público y firme al que nos tiene acostumbrados/as.”

Pasen por 80grados y revisen esta lectura obligada.

 

PrintFriendlyFacebookTwitterStumbleUponMySpaceBlogger PostLinkedInDeliciousShare/Bookmark
  • Nemesio

    D-e-m-a-g-o-g-i-a. Se olvidan de ayudar y colaborar con el abogado- que hoy día la está pasando muy duro. Ese debe ser el rol principal del colegio. Por eso es que a la mayoría de ellos no le interesa pertenecer y tienen que forzarlos. Los que dirigen el colegio les encanta la chulería del impulsar agendas sociales en boga, retratarse, dar declaraciones y citar a próceres. Solo vasta mirar el sitio web del Colegio para tener una idea del esfuerzo pobre que hacen en pro del abogado.