Constitucional - TSPR

Las grietas abiertas de la Rama Judicial

Hoy, en la Escuela de Derecho, presentamos el trabajo que tanto hemos anunciado. El libro, “Derecho al Derecho: Intersticios y grietas del poder judicial en Puerto Rico” es producto de una reflexión colectiva sostenida en este espacio por más de cuatro años. En estas páginas digitales, y ahora en papel, hemos sistemáticamente escudriñado la crisis profunda en la que se encuentra la legitimidad de nuestras instituciones de justicia. Ante esta crisis, hemos identificado un posible antídoto (muy parcial e imperfecto); antídoto difícil de realizar y cada vez más escurridizo a la vez que es urgente: la discusión pública franca, abierta, crítica y punzante sobre el sistema judicial. Los jueces en su desempeño oficial, así como los operadores del proceso de selección y confirmación, no están ni pueden estar inmunes al ojo crítico ciudadano. El poder será ejercido. La pregunta es si será ejercido en términos y bajo condiciones que podamos percibir como válidas, aun desde el disenso. La legitimidad del ejercicio del poder público no puede sobrevivir si no tenemos oportunidad real de formar parte de una conversación social en torno al ejercicio de ese poder.

Se escurre la legitimidad de la Rama Judicial a través de grietas abiertas por un sistema político que, una y otra vez, y a pesar de las advertencias, cierra puertas a una conversación urgente sobre el ejercicio de su poder. El reciente nombramiento de la ahora Jueza Liza Fernández evidencia lo acusado aquí, una y otra vez. “Lo bajaron sin debate y sin nada”, dijo un Senador de minoría. Los votos estaban para confirmarle. Sus méritos y deméritos estaban por discutirse.  Y así, “sin debate ni nada”, crecerá la sensación en nuestra población de que el poder judicial se encuentra en uno de los peores momentos de su historia. Le toca a ese poder judicial y a las demás ramas políticas, conversar con una población que les observa escépticamente.

Share