Actividades - TSPR

Del Blog al Libro : LIBROG : Del Libro al Blog (Chloé Georas)

Hoy comenzamos una serie en que publicaremos algunas de las intervenciones durante la presentación del Libro “Derecho al Derecho: Intersticios y grietas el poder judicial en Puerto Rico“, el pasado 18 de diciembre de 2012. Comenzamos con la iluminadora comparecencia de Chloé Georas quien, para beneficio de todas y todos, cruzó la línea moderadora / panelista magistralmente.

Del Blog al Libro : LIBROG : Del Libro al Blog

Chloé S. Georas[1]

Acepté con mucho gusto moderar esta presentación ya que una de las razones principales por las cuales uno quiere trabajar en la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico es porque uno cuenta precisamente con colegas del gran calibre de Érika e Hiram, quienes logran consistentemente redirigir la mirada de las discusiones neurálgicas del momento a nuevas coordenadas de análisis para ampliar el horizonte de lo posible en un ejercicio constante de cuestionamientos y  trastocamientos necesarios, en ocasiones, incluso urgentes.

Dicha labor ha quedado plasmada en el blog Derecho al Derecho, el cual a cuatro años desde su lanzamiento, se ha convertido en un escenario imprescindible para empujar los límites del imaginario jurídico-social de Puerto Rico.  Érika e Hiram no sólo representan el grueso de la producción entre los colaboradores del blog, sino que además han sido los editores y administradores del mismo.  El blog cuenta con aportaciones de cerca de diez miembros de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, incluyendo los editores, así como de otros colegas tales como Efrén Rivera Ramos, Esther Vicente, Luis José Torres Asencio, Verónica Rivera Torres, Ana Matanzo, Julio Fontanet y Carlos Mondríguez.

“Al igual que el blog, Derecho al Derecho es un libro que epitomiza la poética de profundizar la democracia en las esferas jurídicas a través del llamado a una ciudadanía que se asuma como eje protagónico, activo y crítico en la reinvención de lo social que no tiene por qué estar abocado inevitablemente hacia formas de poder autoritarias y partidistas. En Derecho al Derecho el poder judicial no queda ileso en una fantasía de neutralidad sino que se exponen las costuras de los discursos y prácticas de legitimación de los aparatos jurídicos.” – Chloé Georas

El libro Derecho al Derecho que hoy se presenta es precedido por dicho blog que lleva el mismo nombre y en el cual se inspira el proyecto del libro.

Los artículos del blog, algunos de los cuales figuran en el libro, han sido leídos por buena parte de la comunidad legal, incluyendo miembros de la judicatura, quienes han citado escritos del blog[2] y, además, forma parte de un debate activo entre Jueces del Tribunal Supremo en torno al uso de fuentes académicas en medios electrónicos, según quedó demostrado en el reciente intercambio entre la Jueza Asociada Anabelle Rodríguez y el Juez Asociado Martínez Torres en Pueblo v. Eligio Pérez.[3]

Lo anterior apunta a una transformación paulatina en la interacción entre la academia y el Tribunal Supremo de Puerto Rico así como a la introducción de una nueva fuente secundaria de derecho en el país.  Si bien la reflexión jurídica tradicionalmente se canaliza por vía de la publicación en revistas, la reducción en el costo de producción de información que las nuevas tecnologías suponen produce canales nuevos de comunicación entre los jueces del Tribunal Supremo y aquellos que supervisan su tarea desde las Facultades de Derecho.

Esto a su vez levanta interrogantes análogas en cuanto al libro.  Como bien plantea Rafael en el comentario número 732623690 en el espacio provisto en el blog para continuar el diálogo sobre el libro:

Más allá de lo original del formato y lo bien estructurado y escrito del mismo, lo más que me impresiona es lo interesante y particular de su génesis. Resulta- y esto siendo mi humilde opinión- que surge el mismo como una respuesta al señalamiento que hicieron algunos jueces del Honorable Tribunal Supremo de Puerto Rico al hecho de que se citaba a un blog como fuente para sustentar posiciones de Derecho, no viendo ésto con buenos ojos. Pues bien, el contenido de reflexión esbozado en el blog fue convertido en una fuente secundaria de mayor peso: un libro. Ello complementándolo con un medio que goza de una […] flexibilidad enorme para actualizarse: un blog. Es decir, tenemos ante nosostros [sic] uno de los primeros libros cuyo suplemento de actualización es uno enteramente dinámico e inmediatamente actualizable.[4]

Vemos que la interacción provista por el blog, incluso en torno a la discusión del libro, es directa e inmediata, pero más importante aún, se trata de un mecanismo de masificación y democratización del análisis jurídico de calidad que contribuye a la reflexión popular en torno a temas jurídicos. En este sentido, el proyecto Derecho al Derecho en sus diferentes encarnaciones como blog y libro representa un esfuerzo de acceso a la justicia y democracia con importantes ramificaciones.

El libro reorganiza los materiales seleccionados del blog en torno a unos hilos temáticos:  la observación del poder judicial, la legitimidad de la judicatura, la importancia de la crítica a este poder desde la academia y desde la profesión, así como la necesidad de fiscalización de la Rama.  Además, aborda los temas de la educación y la profesión jurídica.

Al igual que el blog, Derecho al Derecho es un libro que epitomiza la poética de profundizar la democracia en las esferas jurídicas a través del llamado a una ciudadanía que se asuma como eje protagónico, activo y crítico en la reinvención de lo social que no tiene por qué estar abocado inevitablemente hacia formas de poder autoritarias y partidistas.   En Derecho al Derecho el poder judicial no queda ileso en una fantasía de neutralidad sino que se exponen las costuras de los discursos y prácticas de legitimación de los aparatos jurídicos.

Pero Derecho al Derecho es mucho más que un libro.  Dado sus orígenes en las apuestas democratizantes de las nuevas tecnologías, específicamente en el mundo de los blogs, y el trabajo loable de diseño gráfico de la Editora Educación Emergente que ensaya mantener la iconografía del blog con sus dimanaciones de redes y comentarios, Derecho al Derecho es en efecto un objeto que oscila ambiguamente entre un libro y un blog, que se transmuta en uno u otro, indeciso y a su vez transgresivo como propuesta de objeto liminal entre lo físico y lo ciberespacial.  En vez de libro, podría reclasificarse como un “blogro” o, mi favorito, un “librog”.

Me intriga sobremanera las implicaciones, aún por comprenderse del todo, de hacer un librog, es decir, una antología impresa basada en un blog. Algunas de las interrogantes que me saltan a la vista son, por ejemplo:

  • ¿Cómo se replantea la estructura tradicional del libro, o del llamado codex, al tratar de mantener la estructura dialógica del blog con su despliegue intertextual de textos de colaboradores y comentarios de usuarios, incluyendo comentarios de los colaboradores?
  • ¿Cómo ese origen intertextual de la autoría del blog, el cual incorpora narraciones variadas y polifónicas en vez de privilegiar una narrativa unívoca, lineal y monolítica, trastoca la autoridad sobre la cual se cifran los textos de derecho tradicionalmente?
  • ¿Dónde queda el lenguaje hermético del derecho cuya función es alienar a la vez que legitimar su lugar de poder como pináculo de enunciación exclusiva, concluyente y final?
  • ¿Cómo preservar esa poética colaborativa, democrática y participativa entre las voces legitimadas, investidas de peritaje, y las voces anónimas y/o sin el andamiaje de peritaje, que también logran dialogar y constituir el espacio discursivo sobre un tema reñido?
  • ¿Cómo evitar que en la recodificación del blog al codex se dé un proceso de reautorización y relegitimación de la palabra impresa destilada por intermediarios que seleccionan lo que se considera relevante?  ¿Cómo evitar que se censuren sus orígenes “impuros”?  ¿Cómo evitar que deje de ser de alguna manera ilegítimo e incómodo…que deje de ser, en el mejor sentido, un blog?

Felicito tanto a Érika e Hiram como a la Editora Educación Emergente por hilar tan fino no sólo en términos sustantivos del proyecto, sino en términos de la propuesta del librog como objeto que logra navegar con gran sutileza el espacio liminal entre el libro y el blog en una apuesta muy valiente e inusitada de derecho y descontrol o, mejor dicho, de derecho sin temor al descontrol de compartir no sólo los saberes sino la producción de los mismos.

Ahora queremos hacer algo un poco diferente.

Vamos a sacudir un poco la pasividad de las audiencias que se sientan tan pacientemente a escuchar la presentación de un libro.

En el espíritu ecléctico de nuestras materialidades digitalizadas, queremos invitar a todas y todos los presentes a participar de un “performance” para transgredir aún más la frontera entre el libro y el blog.   Queremos que sigan reblogueando el libro, pero no meramente en el espacio que se ha creado para ello en el blog, sino literalmente sobre tres copias físicas del libro Derecho al Derecho que se van a repartir por la audiencia ahora mismo. [5]

Queremos que escriban sus comentarios cual blog en el libro.  Hemos provisto bolígrafos a colores para ello.  Háganlo en cualquier página o lugar del libro, es decir, en los márgenes o sobre los textos e imágenes impresos… En buen inglés “Go wild!”  La idea es completar el círculo, cuyo perímetro empezó con la transmutación del blog al libro y termina ahora al trasladar el blog físicamente al libro.  Así celebramos más plenamente la poética del librog.

Al final de esta actividad recogeremos las tres copias del libro y las pondremos en una mesa especial donde podrán seguir reblogueando el libro.

Eventualmente, pensamos donar las copias rebloguedas del libro a la Biblioteca de nuestra Escuela para conmemorar este evento y la publicación del librog.

 

 



[1] Comentarios en torno a la presentación del libro Derecho al Derecho: Intersticios y Grietas del Poder Judicial en Puerto Rico, co-editado por Érika Fontánez Torres e Hiram Meléndez Juarbe y publicado por la Editora Educación Emergente (2012).

[2] Véase, por ejemplo, In re Solicitud Aumentar Num. Jueces TS, 2010 TSPR 214 (2010), Opinión disidente Jueza Asociada Anabelle Rodríguez en la pág. 33, n. 81.

[3] 2011 TSPR 199, 16 de diciembre de 2011.  Véase, también, Suprema Pelea, http://www.elnuevodia.com/supremapelea-1150911.html (23 diciembre 2011).

[4] Véase http://derechoalderecho.org/libro/#comment-732623690.

[5] En el blog hay una página especial sobre el libro donde se puede continuar el diálogo: www.derechoalderecho.org/libro.

Share