Constitucional

Declaraciones sobre los Artículos 1 y 26 del P. del S. 238

Suscribo en su totalidad las declaraciones del Profesor Hiram Meléndez con respecto a este tema. Por tanto, no es necesario reproducirlas en el presente documento. Sin embargo, añado algunas acotaciones importantes.

El P. del S. 238 que está ante la consideración de la Cámara de Representantes es diáfanamente claro con respecto a su alcance. Una lectura del proyecto revela que sus detalladas disposiciones no implican o sugieren, ni remotamente, que las mismas se extiendan a otros ámbitos no cubiertos por el proyecto como, por ejemplo, serían los relacionados con el matrimonio o la adopción.

De hecho, una mirada al estado de las cosas en las jurisdicciones norteamericanas revela que no necesariamente una prohibición legislativa de discrimen por orientación sexual en el ámbito laboral o en el de servicios públicos ha tenido impacto en asuntos relativos al Derecho de familia.

No obstante lo antes dicho, considero que la preocupación mostrada por algunos sectores respecto a la posibilidad de que el citado proyecto pudiese tener un alcance mayor al que establecen sus términos literales, podría atenderse con unas enmiendas sencillas que propongo a continuación. Dichas enmiendas de ninguna manera alterarían el contenido fundamental del proyecto, que ha significado un avance fundamentalísimo en el ámbito de los derechos de la comunidad LGBTT.

A continuación incluyo las propuestas:

1. Art. 1-Política pública-“Se establece como Política Pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico el repudio al discrimen por orientación sexual o identidad de género en cualquier gestión gubernamental pública o privada “de las que se detallan expresamente en las subsiguientes secciones de la presente ley”.

La expresión anterior constituiría una forma de subrayar aún más, sin lugar a equívocos, que el proyecto no aplica a otros renglones no cubiertos expresamente en el mismo.

Cláusula de supremacía

Coincido con la interpretación del Profesor Hiram Meléndez con respecto al significado del Artículo 26 del P. del S. 238. No obstante, una alternativa que podría atender las mencionadas preocupaciones sería eliminar la frase “cláusula de supremacía” y sustituirla por el de “criterio interpretativo”. De manera que, dicho artículo podría leer de la siguiente forma:

“En caso de que alguna ley que reglamente cualquiera de los asuntos regulados expresamente en la presente ley sea inconsistente o incompatible con la misma, prevalecerán las disposiciones de esta última.”

PrintFriendlyFacebookTwitterStumbleUponMySpaceBlogger PostLinkedInDeliciousShare/Bookmark